LUDOyEDUCA

ETAPAS EN LA EVOLUCIÓN GRÁFICA INFANTIL

Posted on: 15 noviembre, 2011

El dibujo y la pintura son dos formas de expresión plástica que emplea el niño para comunicarse con el adulto. Cuando el niño tiene un año, ambas formas de expresión aparecen de forma espontánea y natural.
Las distintas etapas son fruto del desarrollo que, en estas edades, está en continuo crecimiento, aunque no de forma uniforme. Cada niño tiene diferencias considerables en relación a otros, dependiendo de la estimulación que reciben, el grado de desarrollo físico y cognitivo, los elementos afectivos y emocionales, etc.
El niño va evolucionando progresivamente y, poco a poco, descubre y desarrolla habilidades y capacidades que le permiten expresarse con mayor precisión, empleando los lenguajes oral, corporal, lógico-matemático, musical y plástico.
Las capacidades gráficas de los niños también atraviesan un proceso y una evolución que el educador debe conocer para adecuar su intervención. Las distintas etapas que atraviesan los niños dependiendo del desarrollo del dibujo:

De dos a cuatro años:
– Etapa de garabateo descontrolado
– Primeras líneas sin control, a modo de escritura mal trazada.
– Movimiento del hombro y el codo. (Movimiento en etapa del garabateo descontrolado: Estos movimientos sin control provocan garabatos descontrolados y trazos impulsivos, generalmente rectos, que varían en longitud y dirección.)
– Poco control de la vista sobre la mano como para prestar atención visual a lo que se está dibujando, o limitarlo a un espacio concreto.
– Indiferencia antes colores concretos.
– Etapa de garabateo controlado
– Control de movimientos.
– Relación de movimiento y trazo que se realiza.
– Mejora del control viso-manual, orientando su mano donde indica el ojo.
– Garabateo con nombre
– Ponen nombre al garabato.
– Dibujos con intencionalidad, aunque difíciles de reconocer para el adulto.
– Intencionalidad en el color, empleando varios, aunque no tengan relación con lo que pinta.
De cuatro a siete años:
– Etapa pre-esquemática
– Posibilidad de mover la muñeca y el pulgar con autonomía, siendo capaz de controlar el movimiento y la dirección del brazo y realizando trazos discontinuos voluntariamente.
– Representación de elementos de su entorno fáciles de reconocer.
– Surgen los denominados monigotes, renacuajos o cabezones. (Concepto de monigotes: Son figuras con forma humana que tienen un círculo como cabeza y dos líneas verticales como piernas. Dibujan la cabeza de forma más destacada porque es la parte más interiorizada que tienen de su esquema corporal, estando relacionada con su alimentación y con algunos sentidos.)
– Representación de cabezas con ojos, nariz y boca.
– Dibujo de figuras suspendidas en el aire.
– El color sigue sin corresponderse con la realidad que representan.

Os iré contando las diferentes interpretaciones de los dibujos infantiles.
Os dejo un vídeo que os comenta las diferentes etapas en la evolución gráfica infantil.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: